Vitiven

Plantas medicinales para ayudar a favorecer la circulación












Son muchas las mujeres que hoy en día toman anticonceptivos orales, los más utilizados son los que combinan tanto estrógenos como progestágenos, el problema es que en muchas ocasiones las mujeres los utilizan sin la recomendación previa de un especialista y sin conocer los posibles efectos adversos o contraindicaciones.

Los anticonceptivos empeoran la circulación sanguínea periférica, lo que hace que aparezca retención de líquidos, favoreciendo también la aparición de celulitis en las piernas, grasa localizada y varices, y en casos más graves pueden ocasionar la aparición de trombos.

Para contrarrestar dichos efectos es necesario mejorar la circulación sanguínea llevando a cabo unas medidas higiénicas necesarias que ya hemos ido repitiendo en anteriores artículos: beber mucha agua, realizar ejercicio físico, evitar la sal, evitar ropa ajustada, levantar un poco las piernas por la noche.

Y, desde luego es necesario consultar con un médico especialista para la prescripción del método anticonceptivo  que sea más adecuado para ti, su supervisión será necesaria para prevenir posibles efectos secundarios, pues cada mujer es una caso independiente a estudiar.

     

Hemorroides postparto

25/11/2013 por Mar

comentarios (0) 250




visitas

El momento de dar a luz es un momento muy especial y aunque es doloroso, cuando te ponen al bebé encima se te olvida todo y todos tus sentidos se concentran en el milagro de la vida que estás experimentando, ese bebé ha salido de ti y es maravilloso.

Cuando vuelves a la realidad empiezas a ser consciente de las diferentes molestias ocasionadas por el alumbramiento: los puntos, agujetas, debilidad, cansancio, hemorroides…vamos, que por lo general nos quedamos un poco “echas polvo”, pero, poco a poco nos vamos recuperando. ¿y que pasa con las hemorroides?…

Las hemorroides que ya os acompañaban durante el embarazo, en el momento del parto suelen empeorar por el esfuerzo realizado al empujar y porque la cabeza del niño al descender por el canal del parto va a comprimir el plexo hemorroidal que son todas esas venas que rodean el ano. Las hemorroides no siempre van a desaparecer, aunque suelen mejorar según pasan los días, pero debemos cuidarlas, por tanto es importante:

-         llevar una alimentación rica en fibra, frutas y verduras para favorecer el tránsito

-          no permanecer mucho tiempo sentado pues notarás cómo aumenta el dolor al sentirse comprimidas

-         Beber mucho líquido para que las heces no sean duras

-         Realizar ejercicios que mejoren la circulación sanguínea

-         Limpiarse la zona con toallitas húmedas, agua o papel muy suave

-         Consulta a tu médico por si es necesario aplicar alguna pomada específica.

     

En esta época del año es fácil encontrar en muchos parques y avenidas castañas en el suelo que ya han salido de la cápsula espinosa que las recubría llamada “erizo”, pues el Castaño se ha convertido en un árbol ornamental muy común en las ciudades.

El Castaño de Indias o Castaño de Caballo originario de Grecia y Turquía, fue traído a Europa en el siglo XVII por el jardinero del Emperador Maximiliano, su nombre “Castaño de caballo” se lo dieron los turcos, pues a sus caballos les daban de comer las castañas para aliviarles la tos y el asma que solían padecer.

Existe una tradición en muchos pueblos de nuestra península que consiste en llevar una castaña en el bolsillo, sobre todo personas que sufren de hemorroides, piernas cansadas y mala circulación, pues parece ser que llevándola notan cómo mejoran sus síntomas,  también, muchos pastores de la zona norte suelen llevar varias castañas colgadas del cinturón pues dicen que les alivia los dolores de ciática, lumbago y reuma.

En fitoterapia, la parte utilizada del castaño es la corteza, siendo utilizada en personas que tienen problemas de mala circulación como varices, hemorroides y piernas cansadas.

     

Vid Roja

Vid Roja

Arkofluido

Menopausia